domingo, 25 de octubre de 2009

Finngeir Hiorth: Introducción al humanismo.


Lima: AERPFA (Serie de estudio), 1998.

El humanismo actual a veces es claramente ateo u agnóstico, es virtualmente ateo ya que asume que el hombre es independiente y esta vida es todo. Antes que negar ignora a Dios. Algunos humanistas, que parecen ser muy seculares, defienden una clase de humanismo religioso. En tal caso no es muy diferente del secular. El humanismo sería una clase de religión para ellos.

El humanismo tiende a enfatizar la importancia del placer y advierten contra el ascetismo o la vida monástica. Enfatiza los derechos humanos del individuo particularmente, el derecho a libertad. De manera general involucra humanidad: amabilidad, ternura, compasión, y simpatía para los hombres y animales, especialmente para aquellos que se afligen o sufren. Comúnmente los humanistas no dan ninguna receta para manejar el crimen o la conducta inmoral. Afortunadamente siempre ha habido humanistas que han tenido una actitud más práctica hacia los problemas sociales. El humanismo enfatiza mucho la democracia parlamentaria, la igualdad y la solidaridad. La igualdad se toma con frecuencia más seriamente que la solidaridad. En alguna medida esto es debido al hecho que los límites y obligaciones de la solidaridad no son muy claros. Pero el aumento del humanismo filantrópico indica que muchos humanistas tienen solidaridad con los pobres, sufren y se apenan más y más seriamente. Los humanistas se dividen en relación a los problemas económicos de sus países. Algunos creen en el socialismo, mientras otros creen en el capitalismo. Otros nuevamente creen en una combinación de ambos. En general, los humanistas no son muy favorables al pensamiento abstracto.

Su visión del mundo puede estar limitada y tienden a dejar muchas cuestiones abiertas. Los humanistas tienen con frecuencia una visión negativa de la metafísica. Tienen, muy comúnmente, una actitud positiva hacia los aspectos no metafísicos de la filosofía la cual es el aliado natural en la elaboración de argumentos en favor del humanismo secular. Los humanistas están a favor en su actitud hacia las ciencias, pero en la elaboración de una visión consistente de la vida, la filosofía puede ser de más ayuda que las ciencias.El humanismo puede caracterizarse como una visión de la vida con fuertes elementos morales. Una mente y una sociedad abiertas son esenciales. Un humanista es permisivo y tolerante, poco dispuesto a hacer un problema por desacuerdos. Porque no tiene miedo del placer no es puritano, sino inclinado a ser gentil, generoso y afectivo, hasta la indulgencia. Más bien haría el amor que la guerra. El humanista es comprensivo y compasivo.

(Del cap. 10: Humanismo y filosofía contemporánea)

No hay comentarios:

Publicar un comentario